¿Qué no es la creatividad?
¿Qué no es la creatividad?

La creatividad es el petróloe del siglo 21. Pero durante siglos, fue imposible reconocerlo. En la antigüedad, y no me refiero cuando no había internet, en los primeros siglos, el cristianismo primitivo era difícil de explicar, lo que se practicaba era una negación religiosa: decir todo lo que no era ser cristiano.

Yo trabajaba en la agencia publicitaria Maruri Grey y no sabía que trabajaba en creatividad. Sabía que trabajaba en publicidad y diseño, pero aún en el 2004 el concepto de creatividad era abstracto. Ahora que ya está valorada como la mayor riqueza de este tiempo, voy a enunciar muchas cosas que no es.

LA CREATIVIDAD NO ES PERFECCIÓN

El primer gran error que muchos tienen y la principal barrera para lograr ser creativo es no aprender a aceptar el error como parte de un proceso de creación. Y es que cuando creas, no sabes cual será el resultado inmediato, ni tienes evidencias de las emociones que despertará. O aciertas o aprendes. Prueba todo siempre. Un creativo sabe lidiar con el error mejor que muchos profesionales, sabe usarlo en su favor. Errar y crear es humano. De la equivocación propia hay un aprendizaje y de los errores de otros hay una visión de las posibles soluciones que la pueden resolver, outsight. Trabaja rápido, haz prototipos, no te sientas insatisfecho con lo que creas pensando que no está completo por que nadie sabe como debe quedar, si es original y nadie lo ha visto no saben que así no debía quedar. Siempre habrá tiempo para mejorar, innovar, reinventar.

 

LA CREATIVIDAD NO ES UNA TORMENTA DE IDEAS

Brainstorming o tormenta de ideas en un método en el que no se descarta ni elimina ninguna idea al comienzo de la creación. Es como sacudir un árbol lleno de manzanas, con chance de que una sea la manzana perfecta, o no. El método permite del caos encontrar un orden. Cuando empiezas a crear es un camino muy provechoso, mejor si es en grupo, de como se pueden conectar ideas. El comentario de uno puede iluminar al otro. Una conversación sin orden para tomar en consideración cualquier idea por más loca o simple que parezca, en conjunto, podría ser la llave para entrar al campo de la genialidad.

 

LA CREATIVIDAD NO ES UN TALENTO EXÓTICO

Todos somos creativos. Es parte de la naturaleza humana. Solo tomen por ejemplo Guayaquil, conocida por su viveza criolla, que no es más de creatividad local, el guayaquileño es considerado creativo por naturaleza. No hay una escuela o fórmula para ser creativo, lo que se puede hacer es desarrollar un pensamiento que busque siempre soluciones, detalles. Cuando me preguntan de donde proviene mi creatividad les digo que de leer mucho de todos los temas, casi no he leído de comunicación ni publicidad, pero sí de ficción, arte, realismo mágico, comics y filosofía. Veo siempre de todas las formas todo. Si hay que tener un talento por ser creativo que sea la observación, el análisis.

 

LA CREATIVIDAD NO ES PURA GENIALIDAD

Hay que siempre estar creando para tener más posibilidades de alcanzar un grado de genialidad. Es como la espuma de la cerveza que en un momento baja y desaparece. En teoría todas tus ideas son geniales. Pero hay que trabajarlas mucho para poder comprobar con resultados que la idea es genial. Yo pienso que por cada 1.000 ideas, 100 son buenas y 10 son geniales. Es cuestión de crear siempre y en contexto, con mucho insight. Explorarlo todo desde adentro para entenderlo mejor y sorprender con una idea que deje a todos con la boca abierta.

 

LA CREATIVIDAD NO ES PERDER EL TIEMPO

Cuando era estudiante de diseño e incluso en mis primeros años de publicista, trabajaba durante días buscando una buena idea. diría que era 90% esfuerzo echado a la basura y 10% de creatividad, pensamiento creativo. Con el tiempo entendí que debía pensar más para saber cuando actuar, un 70% pensamiento creativo y un 30% ejecución de la idea. En un capítulo de la serie Mad Men de HBO acerca de una agencia publicitaria de los años 60, uno de los dueños le dice al creativo “me encanta tu trabajo, parece que no hicieras nada”. El creativo debe ser una persona de acción: investigación, comparación, observación, conversación, una vez pasadas todas esas etapas se tendrá claro qué y como hacerlo.

 

LA CREATIVIDAD NO ES UN DON DE POCOS

Todos somos creativos. Del niño al viejo, del rico al pobre. Se crée erradamente que creativo es ser músico, artista, poeta. Que sin un entrenamiento y uso de drogas no se puede alcanzar la conciencia de poder crear al antojo. Nada más falso. Ser creativo es saber ver, eso lo puede desarrollar cualquiera.

 

LA CREATIVIDAD NO ES PARA PAISES RICOS

En la pirámide de Maslow, en la base están las necesidades básicas y en la cúspide la creatividad e innovación. Pero no es la norma. Las mejores ideas de negocio han venido de entender y encontrar un mercado. Ser recursivo es parte de nuestro ADN. La supervivencia en las calles de nuestra ciudad está en el plano subconciente. De tanto sobrevivir tenemos ventaja en la creatividad.

Lo que sí es la creatividad es el recurso de todo negocio o empresa más valioso del siglo 21. Hagan talleres de design thinking y descubran qué puede mejorar la experiencia o forma de vender su marca. Es un proceso colectivo de empoderar la creatividad de cada miembro de la organización. Sea el mensajero o sea gerente, todos son creativos. Que la responsabilidad no recaiga únicamente en el diseñador o redactor. Hay que tener muy clara la diferencia entre creatividad, talento y genialidad. La creatividad son recursos, el talento depende de cada individuo y la genialidad es un momento. Se puede ser creativo y no tener talento, se puede ser genial sin ser creativo.

Es tarea de cada persona prepararse a lo largo de su vida para encontrar el talento entre las 3. Esa es la fórmula del éxito. La creatividad es un músculo, se debe ejercitar todos los días. Ver trabajos geniales de todo el mundo. Conocer gente creativa del medio, observando y conversando con desconocidos, se encontrarán con miles de ideas. Solo hay que saber ver, por que lo indispensable, es invisible para los ojos (El Principito).

Ahora que has tachado todo lo que no es la creatividad, ¿ahora sí te consideras creativo?

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *