¿Qué es un insight?
¿Qué es un insight?

Hay 3 formas de explicar las cosas: la explicación filosófica, la científica y la espiritual. La filosofía explica todo, la ciencia explica lo posible y lo espiritual explica lo imposible. En insight siempre se oculta entre estas 3 aristas del pensamiento y esencia humana.

Un insight es un pensamiento colectivo que se considera propio, privado o secreto. Por lo cual un insight es un descubrimiento. Desde el siglo 20, el insight se convirtió en el santo grial del publicista, por cada insight que se comunica, cae toda una comunidad de personas que no sabían que tenían “eso” en común. Y muchas veces el insights es “eso”, es el “qué se yo”, eso inexplicable que puede ser explicado, eso para lo que no existen palabras para expresarlo, eso que nos acerca. El insight es magnetismo. Es introspección, es ser sincero, es sacrificar algo nímio pero propio. Es una epifanía.

El insight entra a nosotros por los sentidos y pasa directamente al subconciente. Al pertenecer al mundo de los sentidos, es un elemento de sensualidad y no me refiero a un hecho sexual, sino que es algo que estimula nuestros sentidos de la vista, olfato, tacto, oido, gusto. Como la estatua sensible de Condillac, historia contada por Borges en su libro de los animales imaginarios, si a esta estatua que nunca hubiese conocido nada se le concediese el más simple de los sentidos, el olfato, podría imaginarlo todo. Es arcano, y lo arcano es insight, lo arcano tiene la cualidad de ser secreto, difícil de conocerse, muy antiguo y desconocido para los mortales, por eso se consideraba que solo podía ser conocido por las deidades del mundo antiguo. Como ejemplo tenemos a Prometeo, el titán de la mitología griega que le robó el fuego a los dioses, a Zeus, para entregarlo a los seres humanos, dando inicio a la ciencia. Prometeo significa vidente. El fuego era un arcano que solo pertenecía a los dioses antiguos,primigenios, parafraseando a Lovecraft. Esto que yace en nuestro interior, lo arcano, tiene conexión con el Tarot, es considerado por muchos un acto de adivinación, augurio, predicción. Prometeo tenía el don de la profecía. Igual que los publicistas que parecen conocernos tanto, de entendernos e interpretarnos, de conocer lo recóndito de nuestro espíritu, eso que nos hace falta, eso que estabamos esperando, que desconocíamos necesitar. El publicista sacrifica un descubrimiento, un insight por un bien mayor; como Prometeo, pero en una agencia.

El insight es otra inteligencia, es un código que viene preinstalado en la parte de atrás de nuestra cabeza, cerca de la conciencia.

Es el Nous de la antigua filosofía griega, así lo proclama el talentoso wikipedia: En la Antigua Grecia, el Nous, intelecto o Noos, correspondía al espíritu, la parte más elevada y divina del alma. Para Platón, el Nous equivaldría a inteligencia.

Insight se traduce como percepción, sight significa vista, visión. Insight es ver hacia adentro, es microcosmo interno, como ingresar al museo que diseñó para si mismo Dalí, en Figueres, en el que el final es solo el inicio, en el que el entendimiento es abstracto, en el que los gustos se licúan y lo familiar pierde forma e impacto. Desconocer algo que está dentro de nosotros es vivir en ese estado de vigilia que frecuentaba el surrealista, es vivir con un pie en el mundo de la subconciencia, esa ignorancia que no es inocencia, en ese tramo que no es realidad, es ser un actor en alguna escena de Gondry, de vuelta a Dalí para ser empollado. No se sabe lo que se tiene hasta que un insight le da sentido a todo.

Para wikipedia el insight es el entendimiento de un específico causa y efecto de un específico contexto. Perdonen lo redundante de la frase, pero el insight es el arte de lo específico, un pedazo de información que le da sentido a un todo, el acto o resultado de entender la naturaleza interna de las cosas o la visión intuitiva.

El insight explica la causa y el efecto, identificando los comportamientos dentro de un modelo, contexto o escenario. Ahí tiene de economía, de big data. Mientras más información tenga la máquina con fines de entender nuestro pensamiento, más insights va a identificar. Monstruos de datos como Google o Facebook que nos conocen en lo público, en lo secreto y en lo privado, arrojan tanta data que parecen ser parte de nuestras vidas, desde nuestra creación. El conocimiento es poder, el conocimiento del insight humano es poder sobre las personas. En marketing el insight es el conocimiento avanzado de las necesidades del consumidor, incluso cuando este aún no las conozca. Es publicidad que irrumpe a nivel emocional, sensual y despierta la sensación de que somos entendidos completamente, de que pertenecemos, de que la marca que usa el insight es totalmente cercana. El insight acorta distancia, identifica, se apropia, cambia comportamientos, hábitos, reenfoca intereses. En otras palabras, asfalta el camino a la compra. De la mano con el outsight, el “como me ven” perfila un entendimiento profundo del consumidor, de su mundo, dentro de él; un conocimiento íntimo de las necesidades que de buena manera influyan al momento de tomar la decisión de comprar, recomendar, acumular y repetir.

Como cuando Prometeo regresó después de robarle el fuego a los dioses, el insight ilumina nuestra existencia, le da sentido a más que el hábito, que el comportamiento, le da vida a lo mecánico, o por lo menos le da sentido a lo habitual. Una marca que usa insights nos conoce, o al menos así lo percibimos.

imagen: CC0 Public Domain Dali Atomicus https://pixabay.com/photo-67661/

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *