Redes sociales en caso de terremoto
Redes sociales en caso de terremoto

Esta es la crónica de lo sucedido desde el terremoto, visto desde las redes sociales de Ecuador.

Ecuador ha dejado una gran lección del manejo de una crisis. El terremoto que sacudió nuestro país el día sábado 16 de abril alrededor de las 7pm con epicentro en Pedernales, provincia de Manabí nos puso en línea: estábamos usando nuestras redes sociales para discutir de política, crisis económica, fútbol, realities. No habíamos puesto a prueba su capacidad para informar en tiempo real algo que importe y beneficie a todos los ecuatorianos.

Las redes sociales iniciaron su labor informativa apenas pasó el sismo, horas antes que la televisión iniciara la transmisión los hechos. Por Twitter nos enteramos de la gravedad de los daños en Manabí, que el puente de la avenida de Las Américas había caído sobre un vehículo del que pudieron salvar a uno de los tripulantes, que decenas de personas ayudaron a hacerlo. En caso de crisis todo tuitero es periodista. Con fotos publicadas se mostraban los daños en casas, edificios, centro comerciales. Después inició la cobertura ciudadana diciendo donde había afectado más, en pocas horas nuestra atención estaba puesta en Manabí: Portoviejo, Pedernales eran los más perjudicados. Inmediantemente todo Ecuador se enfocó en la consigna que había que ayudarlos, había que hacer algo.

Iniciaron los hashtags: #terremotoEcuador, #desaparecidosEc, #EcuadorlistoySolidario. Solo la radio emitía noticias en las áreas afectadas, la indignación de las personas por la indiferencia de la televisión nacional que seguía transmitiendo su programación habitual mientras el rugir de Twitter se hacía escuchar dentro y fuera del país. En Facebook se empezó a lanzar la confirmación de las personas que estaban bien, familias declaraban que todos estaban sanos, otros menos afortunados buscaban a sus desaparecidos. En Instagram se compartían los planes de ayuda, las carreteras cerradas y los primeros desaparecidos que se buscaba su paradero, aún no se tenía la cifra exacta de los afectados pero se sabía que era muy grave.

Las marcas se solidarizaron, Skype ofrece sus llamadas a Ecuador gratis. Bank of America pinta de colores amarillo, azul y rojo uno de sus edificios en Miami, el Papa Francisco tuitea mensajes, así miles de famosos, medios de comunicación se unen a la conciencia por Ecuador. CNN fue de los primeros en publicar internacionalmente y darle seguimiento minuto a minuto. Nada nos prepara para una catástrofe de este tipo, pero como todos tenemos el teléfono a la mano para iniciar el incesante ir y venir de información. La mañana del domingo la gente se había organizado, en Guayaquil había decenas de puntos de acopio de donaciones en toda la ciudad. Las redes sociales de nuevo difundieron la ubicación y el minuto a minuto de los avances.

Hoy sabemos que hay 246 muertos, 2500 heridos y solo en Pedernales, cientos de desaparecidos y 13 millones de ecuatorianos unidos por ayudar en el peor momento. Hoy sabemos que miles en todas las ciudades se unieron para ayudar con víveres, los famosos de tv pusieron sus redes sociales para publicar personas desaparecidas llevando el mensaje a millones de personas. Sabemos que cientos de voluntarios de todas las ciudades del Ecuador están en camino a Manabí para ayudar en el rescate, que hay bomberos de Perú en camino a la zona del desastre, que perros rescatistas de Bogotá. La globalización brinda estas virtudes, el problema no es de un país, es del mundo. 

Gracias a todos por compartir en tiempos de crisis.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *