El futuro es ahora
El futuro es ahora
Los seres humanos tenemos la fascinación de entender por qué motivo existimos. Para llegar a este conocimiento se debe realizar un viaje introspectivo en el que el individuo se despierta en la playa de un río metafísico donde cada grano de arena es idéntico al otro. En este lugar se aplica la singularidad y nace la filosofía, la fe y la ciencia al mismo tiempo. Se ha buscado una forma de medir la realidad, tomando como punto de partida el árbol del bien y el mal, el mismo que vetó al paraíso, hasta llegar a la conquista del espacio, que lo único que descubrió fue que la humanidad vive en un planeta desconocido. Desde siempre el hombre sigue sin conocer los confines de su realidad y existencia. Hoy, cuando la fe y la ciencia se integran en un sola mente, permiten la evolución del cerebro colectivo, la inteligencia exponencial y la singularidad eminente, las cuales abren nuevos caminos a nuestra eternidad.

A mediados del siglo 20, la evolución humana había dado su primer salto cuántico desde su aparición en la existencia de los seres vivos. Día a día se vive una realidad donde la postmodernidad colapsa en esta conciencia: la ficción se convirtió ciencia; la imaginación se volvió el negocio de la creatividad; y, la interconexión ha unido al planeta en una sola generación. Para lograrlo se desarrolló el mayor cerebro existente, interconectado y comunicado en tiempo real a millones de personas a través del internet y tecnologías de la comunicación. Si los 1.400 millones de usuarios activos de Facebook pensaran al mismo tiempo resolverían los problemas de la humanidad (Emol Tecnología, 2015). Emociones, ideas, sueños, son parte del desarrollo sobreacelerado de este tiempo, del colectivo que tocó evolucionar.

Como consecuencia se tiene inteligencia exponencial. Cada segundo lo que existe se vuelve obsoleto en esta lujuria por la información que se caracteriza por estar siempre en los confines de la conciencia humana. Se ha regresado al inicio de la creación y se ha reiniciado el largo viaje de reescritura del subconciente, como fuente inagotable de ideas y memoria. Todo avanza tan rápido que basta pensar en algo y esperar unos días para comprarlo empacado y en oferta (Euroresidentes, 2015). La tecnología ha evolucionado más rápido en los últimos 10 años que en todo el siglo pasado. Como muestra, la cantidad de videos que se suben a youtube en 1 hora equivalen a la cantidad de videos producidos en 50 años de la televisión. No se conocen los límites.

Si se toma en consideración al pensador y futurólogo Ray Kurzweil, cuyas teorías de que el hombre y la máquina se convertirán en un solo ser, volviendo realidad el deus ex machina, entonces la singularidad será la nueva religión. En Silicon Valley, California, se gesta la educación de un ejército de futurólogos que estudia esta nueva ciencia en su salto evolutivo que se acoplará perfectamente con la mente humana en el año 2054. Para estos investigadores existe la Universidad de la Singularidad que se dedica a «reunir, educar e inspirar a un grupo de dirigentes que se esfuercen por comprender y facilitar el desarrollo exponencial de las tecnologías y promover, aplicar, orientar y guiar estas herramientas para resolver los grandes desafíos de la humanidad» (Wikipedia, 2008).

Por ese motivo, la humanidad está cada día más cerca del origen. Desde la manzana prohibida hasta el bosón de Higgs[1], se ha vivido rodeado de nada mientras se sueña con el todo. Hoy Dios está en la ciencia como estuvo en la filosofía. El infinito es el comienzo de la conciencia colectiva, la reprogramación de la naturaleza como un nuevo cuerpo astral, la inteligencia exponencial como herramienta de desarrollo. La actualidad es la primera realidad de la historia que se cuenta de adelante hacia atrás. Esta generación existe en distintos planos y dimensiones, pero a su vez regresa a esa playa metafísica bañada de singularidad donde los granos de arena son como cada uno de los habitantes de esta realidad llamada planeta Tierra. Hoy es mañana, un segundo son mil años y la cantidad de información que se tiene es tan basta que se deberá desarrollar megacomputadores subconcientes para almacenarla. La humanidad debe ser inmortalizada pues es la única forma de lograr vivir este tiempo tan fugaz que se vuelve eterno.

Trabajos citados
Emol Tecnología. (2015, abril). Tomado de http://www.emol.com/: http://www.emol.com/noticias/tecnologia/2015/04/23/713876/facebook-ya-tiene-mas-de-1400-millones-de-usuarios-en-todo-el-mundo.html
Euroresidentes. (2015, julio). Euroresidentes. Tomado de http://www.euroresidentes.com/: http://avances-tecnologicos.euroresidentes.com/2015/07/la-tecnologia-avanza-mas-rapido-cada-dia.html
Wikipedia. (2008). Wikipedia. Retrieved from wikipedia.com: https://es.wikipedia.org/wiki/Universidad_de_la_Singularidad

[1] El bosón de Higgs o partícula de Higgs es una partícula elemental propuesta en el Modelo estándar de física de partículas.

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *