CROMÁTICA GYE
CROMÁTICA GYE

Vivimos en una ciudad rodeados de colores. Cromática Gye. Mezclas de pigmentos que le dan sentido y contexto a nuestras vidas. Gris es sobrio, naranja es creativo, azul es frío, rosa es tranquilidad. Pero los colores que nos rodean tienen parte de nuestra identidad. Piensen en esta cromática:

Amarillo patito

Concho de vino 

Verde marciano

Rosado quinceañera

Palo de balsa

Colores cívicos (blanco. Celeste)

Cromática Política (AP verde reflex, amarillo y rojo)

Paleta deportiva (amarillo y azul eléctrico)

Colores en vías de desarrollo (arena, caña, madera, brea…)

Abunda el color en Guayaquil, la Perla del Pacífico. Todo lo que es color, eso es la cromática, proviene del griego kroma que significa color de piel. Esa mezcla de colores de pieles se encuentra en Guayaquil, donde el 70% de sus habitantes son mestizos: mezcla de cromática de piel: negro, con rojo, con blanco, etc.

Colores que conforman Guayaquil

Guayaquil tiene su cromática, toda esta mezcla de razas ha provocado las combinaciones de paletas más dramáticas y coloridas de toda la región. En su comida, en su comercio y en sus negocios la ciudad destila colores. En sus edificaciones hayamos la mayor muestra de anarquía, cada quien usa el color que elija, sin distinción, en contraste y armonía. la bahía es colorida, donde todos los comerciantes convergen y ponen en resalte la cromática de sus negocios. La saturación es devoción en estas estrechas calles, mientras más chillón el color más alta su oportunidad de venta.

Para muchos a Guayaquil la están volviendo gris, como fotos antiguas su cromática extremista va siendo erosionada por reglamentos que buscan instaurar la homogeneidad cromática. Líneas de buses perdieron su cromática característica para pasar al blanco y celeste. ¿Cuántas historias dejaron de contar sus calles?

¿Cuántos negocios se llaman Colorado en Guayaquil? 

Tienen nombre de color. Si estás verde estás demorado. Aquí no existe la tristeza, por todo se celebra, vida o muerte, por eso no tenemos el BLUE de los gringos (sale video clásico del final de una canción de blues). incluso el color mandarina habla de sometimiento en el amor. Verde es el ingrediente de la mayoría de platos típicos. En Guayaquil no se come plátano, se come un color.

El número de colores en Guayaquil es infinito, igual que su gente, el prisma cromático representa tantas combinaciones de colores como un ojo humano esté entrenado para percibir: color moreno, color chino, color colorado. La ciudad tiene su paleta, sus colores primarios. la próxima vez que salgas a la calle, ¿qué despertarán en ti esta cromática guayaquileña?

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *